">">

17/9/14

a propósito de las subvenciones para la rehabilitación de edificios de uso residencial promovidas por el ayuntamiento de Barcelona


Ahora que empiezan a hacer la divulgación en los medios sobre las subvencionadas apuntadas en el título de esta entrada, os hago partícipes de las notas tomadas durante el acto de presentación de las mismas que tuvo lugar en la sede del Colegio de arquitectos de Cataluña de la misma ciudad implicada. La presentación fue con alevosía porque era un 25 de julio, a punto de empezar el usualmente vacacional mes de agosto. Fui como parte interesada al pensar y representar a una comunidad de vecinos de un edificio de viviendas que podía llegar a entrar dentro de los parámetros. Mi sorpresa fue ver que para conseguir una ayuda del 25% se tenía que realizar todo un expediente que tenía que incluir un Informe de inspección técnica del edificio (IITE), que analiza y cualifica el estado de conservación del edificio, a más a más de un certificado de eficiencia energética (CEEE) y, para terminar, un informe de las condiciones básicas de accesibilidad (este último mucho menos engorroso). Para una obra pequeña, que no se plantea una gran rehabilitación sino unas pequeñas adecuaciones para mejorar las condiciones de accesibilidad en los lugares de entrada y acceso al edificio, creo que el planteamiento de estas subvenciones no entra dentro de nuestras posibilidades, por la costosidad de un IITE o un CEEE. Las interpretaciones políticas del momento también son libres de cada uno pero en ese momento me di cuenta que la campaña para las siguientes elecciones municipales había empezado y me doy cuenta más ahora, cuando se hace pública en los medios de comunicación populares la bolsa de dinero que tienen previsto para ello. Sin olvidar, pero, que el terminio de presentación de las solicitudes termina el último día del presente año y que se publicó en el DOGC el mismo día de la presentación a los técnicos y agentes, el 25/07/2014.