">">

23/7/14

un quizás

plana sobre mi cabeza, desde hace mucho tiempo, una idea que va y viene: la posibilidad de empezar de nuevo en otra localización, visto lo que hay aquí y que el descontentamiento está presente bastante a menudo. Hablándolo con una amiga, ella me dice 've tú primero que yo después te sigo'. El miedo a cómo sería todo es el que me retiene pero siempre está ahí, como salida. Estos días pasados en París me han permitido ver que un 'vivir fuera' con otro idioma, otro entorno y otras gentes no es tan complicado. El freno lo pone mi mente, la realidad es otra. Veremos. Lo que está claro es que si te vas, tienes que irte con un trabajo ya en el otro sitio del próximo salto y eso es lo difícil, pero no imposible. Soy de esas personas que cuando me propongo algo en serio, lucho hasta conseguirlo. Todavía no es mi propósito en firme pero está ahí. Ya veremos.