">">

10/12/15

quizás me equivoque

Quizás me equivoque a la hora de tarifar mis trabajos. Quizás vaya baja. No lo sé. Quizás nos equivocamos tanto en el pasado que ahora nos toca pagar las malas prácticas y pagar también el concepto que se tiene de nosotros, los arquitectos. Ya sabéis de qué hablo, siempre corre el rumor o nos precede la sombra alargada de precios altísimos por sólo mover un dedo, no digamos ya por hacer un proyecto. Intento no ser cara, tampoco regalar las cosas aunque a veces tengo la sensación de que sí lo hago. La verdad es que son tiempos malos para pedir precios que puedan realmente cubrir nuestros gastos. Una de las soluciones que creo hemos adoptado muchos es reducirlos, hasta niveles que antes ni hubiéramos imaginado. Antes todo o casi todo era a lo grande. Aunque también la devaluación de nuestra cartera con el cambio de pesetas a euro ha influido drásticamente en nuestro poder adquisitivo. Hoy hacía la cuenta de multiplicar por esos 166,386 para pasar de euros a pesetas y siempre acabas en la conclusión de 'pero si no es tan poco!!', pero lo que realmente pasa es que todo es muchísimo más caro en comparación. Nos la colaron y nos la dejamos colar y bien colada. Y después vino el bajón y salir nos va a costar muchísimo, si es que nunca lo conseguimos. Dejadme que todavía sea pesimista, aún por un tiempo más, que espero sea corto porque la luz aparece de vez en cuando allí al fondo. Parece detrás de un objetivo que se abre y se cierra al disparar fotos.