">">

15/8/13

a propósito de james turrell..


Bajo el auspicio de la asignatura de Historia del arte contemporáneo impartido por Carme Bonell en la etsav del Vallès, creo que era el año 1997.. ahora lo corroboro en el certificado de valoraciones, en el cuadrimestre de invierno.. era la antesala del viaje a Japón, mientras cursaba el TAP VIII (proyectos dedicados a la rehabilitación y reforma de edificios existentes). Lo comento, lo del taller de arquitectura y proyecto que era coetáneo porque esa era siempre la asignatura alrededor de la cual giraba todo en cada curso académico.



A través de las redes últimamente me llegan noticias de que este año están de celebración porque James Turrell celebra su 70 cumpleaños y hay montadas exposiciones en su tierra natal (LA) y en el mismísimo Solomon R. Guggenheim Museum de New York, y en Houston, también.


Siempre ha ejercido una cierta atracción a mi mirada y la verdad es que no sé cuándo empezó esa fascinación por su manera de hacer ver la luz y el espacio a través de ella.



La última vez que vi en directo una instalación suya fue en Avignon, y de eso ya hace unos cuantos años.. hacia el año 2000. Y hay una en Barcelona, en un antiguo convento, si no me equivoco, en la entrada principal. Son soluciones sencillas o que almenos lo aparentan, pero siempre consiguen emocionar, asombrar, desconcertar, transportar a otra dimensión.. y con pocos elementos, pero ya digo que eso es un decir, porque tampoco es tan sencillo ni tan fácil lo que consigue con los montajes que realiza. Se le considera artista, pero yo también lo consideraría arquitecto de la luz porque al fin y al cabo, construye espacios, evoca sensaciones.. no es lo mismo que lo que intenta cualquier arquitecto?



Palabras de Turrell: 'Trabajando con luz, lo que realmente me importa es crear una experiencia de pensamiento sin palabras' (según tenía en mis apuntes que acompañaban la sucesión de diapositivas de la presentación que hice como prueba evaluatoria para la asignatura que he comentado al inicio de este pequeño apunte, llegué a afirmar que Turrell lo que quiere es que experimentemos que el ver es una forma de conocer, es una forma de conocimiento.).

Otras palabras de él: 'Lo que me interesa es la cualidad de la luz ocupando un espacio'. El cómo asociar su obra con la pintura.. 'Porque trabajo el espacio plásticamente, realmente se trata de una visión de una pintura en tres dimensiones'.

'Cuando era joven había una luz nocturna en mi habitación que hacía la suficiente luz para que, cuando me acostaba, pudiera ver cosas en el techo. Todo el mundo me decía que allí no había nada. Pero yo sabía que no era así.'

'Nunca no hay luz.. incluso cuando toda la luz se ha ido, puedes seguir sintiéndola', a raíz de su experiencia dentro de celdas incomunicadas en prisión.


Turrell trata la luz como sustancia. En lugar de piedra, madera, arcilla o bronce, moldea luz, formas de luz -artificial o natural- la densidad de la cual es palpable a través de la percepción. 

Luz en el interior de un espacio. Turrell crea a partir del análisis de la percepción visual y de la conducta humana.




Y consigue lo que se propone.

  


posdata (130817) - Ayer, en la cama, me acordé de haber cometido un leve desliz temporal a la hora de contaros el cuándo: fui alumna de la asignatura de Historia del Arte contemporáneo después de hacer el viaje a Japón. Y lo premonitorio al viaje a Japón fueron el constante degoteo de e-mails intercambiados con mi hermana que ya estaba allí haciendo un intercambio desde la universidad de Bellaterra (traducción e interpretación, de la cual una de las asignaturas era  japonés) con una de las universidades de Kyoto. Y lo que precedió el viaje a tierras japonesas también fue el tap VII, volcado sobre el tema del gran equipamiento a escala urbana (un centro hidro-lúdico ubicado entre la Vila Olímpica i Poble Nou). Bueno.. no sé si eran e-mails porque creo recordar que usaba el ms-dos para redactarlos.. allí en el aula de cálculo.. todavía creo guardar los mensajes impresos en hojas de esas con los agujeros en los laterales. Fue un cuadrimestre con muchas ilusiones puestas en todos lados que culminaron con el largo viaje a tierras niponas, del cual algún día quizás haga un post.